Una Pala bien hecha, la hacen pocos...

29.09.2017 - Por

El Responsable de Producción subraya que todos los clientes reconocen a Omar Martin como la pala número 1 de Argentina. Y expone las claves para desarrollar un producto especial.

La especialización en un determinado equipo, dentro de la industria de maquinaria agrícola, todavía es tema de debate.

Diversificarse o no, conlleva ventajas o desventajas, según la óptica con que se enfoque la disyuntiva.

Hay casos en que la cuestión está definida y no parece dejar margen para especulaciones. Omar Martin es una empresa que fabrica palas y con una tecnología de primer orden.

Se podrá decir que también hace retroexcavadoras de nivel. Es cierto. Pero también es verdad que hoy en día, ya es habitual ver tractores de cualquier marca internacional con una pala Omar Martin acoplada. Y esa es la imagen que identifica.

La especialidad de la casa está clara en el menú. Y Sebastián Martin, Responsable de Producción de la empresa de Marcos Juárez (Córdoba), explica en diálogo con MaquiNAC porqué una pala de calidad es bastante más que un balde y dos brazos.

Sebastián hereda de su padre, Omar Martin, un sendero empresarial y un temperamento de alto voltaje. Como ocurre en las empresas familiares, los planetas suelen chocar.

Pero, al fin y al cabo, sin pólvora no se enciende la mecha de ningún negocio y el ímpetu siempre condimenta la voracidad por el éxito en cualquier emprendimiento.

Oficio y mañas

¿Cuándo te incorporaste al trabajo formal de la empresa?

Hace más de 9 años. Empecé en Ventas y después me pasé a Repuestos. Estuve trabajando mucho adentro de la fábrica porque mi viejo me insistía bastante que tenía que aprender cómo se hace una pala.

Manejé la plegadora, aprendí a soldar y aprendí cómo se hacía el producto. Antes también trabajé dos años en la fábrica de mangueras; las mangueras hidráulicas se las hacía yo a mi viejo.

Tranquilamente hoy puedo fabricar una pala. Cuando entro a la planta, sé si alguien está perdiendo el tiempo o no. Me doy cuenta, conozco.

Quiere decir que como sucesor de tu viejo y como jefe sos bravo…

Y, sí…muy bravo. Creo que, aparte de aprender a fabricar, también aprendí las mañas y el oficio después de haber pasado por todas las áreas de producción.

Toda esa experiencia y esos conocimientos brindan un plus extra.

No es tan fácil

En Omar Martin hay una especie de consigna: Hacer una pala no es soldar dos fierros…

Claro, sí. Nosotros siempre estamos explicando cómo es la fabricación del producto porque, a primera vista, una pala puede aparecer como un implemento sencillo.

Sí, una pala la hace cualquiera, obviamente. Pero bien hecha, la hacen pocos.

Nosotros incorporamos máquinas nuevas de corte plasma, una plegadora de control numérico, un arco sumergido, dos robots.

Estamos soldando todos los brazos de las palas 500 y 600 con los robots y salen perfectos, todos iguales.

¿Y las otras líneas de productos?

La retroexcavadora también está soldada con el arco sumergido.

Después está la calidad de los aditamentos que incorporamos como cilindros, mangueras, y la calidad de la chapa que usamos.

Entonces, sale un producto de primera calidad.

Reconocimiento

¿Ustedes perciben que Omar Martin tiene el prestigio de una marca de calidad?

La gente lo reconoce, sí. Todos los clientes con los que hablamos nos dicen que la Omar Martin es la pala número 1 de Argentina.

Esa es una gran satisfacción para nosotros porque es una confirmación de que estamos haciendo las cosas bien. Y seguimos por ese camino, haciendo inversiones, agrandando la nave principal y queremos incorporar más tecnología.

No nos quedamos, siempre tratamos de avanzar para fabricar un producto cada vez mejor.

¿Cuál ha sido la última innovación grande que hizo la empresa en palas?

La nueva línea Euro que se compone de la 250, la 260, la 500 y la 600. Después dentro de la Euro, está la línea Platinum, que es la gama full, con los nuevos aditamentos que son los joystick, el acople rápido faster, la válvula electrónica y el pulmón de hidrógeno.

Unificamos todos los acoples con ganchos de fundición y la torre es la misma para todas las palas.

Marcas y potencias

¿Hay acuerdos con las marcas internacionales de tractores para acoplarles versiones de la pala Omar Martin?

Son acuerdos de palabra; no están firmados. Es a la antigua, nos ponemos de acuerdo de palabra. Hay respeto mutuo.

Lo que vemos es que el cliente viene y nos dice: “a donde voy, los tractores están con ustedes”. Es decir, con nuestras palas.

Entonces, un cliente va a Massey Ferguson y ve la pala. Va a Case o a New Holland y pasa lo mismo.

Como nos dijo un concesionario: la única pala que fue evolucionando junto a los tractores es la Omar Martin.

Y ahora está el desarrollo de la línea liviana para los tractores de baja potencia…

Sí, empezamos con la pala H180 para el tractor Roland H025 y seguimos con los modelos de tractores chicos, livianos que están llegando al mercado.

Teníamos para todos los niveles de HP en tractores y ahora completamos la gama con palas para equipos de potencia que pueden arrancar en 25 o 30 HP.

Hay más

La pala, ¿seguirá evolucionando?

Es la idea. Vamos a esperar que se solidifique este sistema de anclaje nuevo en el mercado y después queremos evolucionar hacia un anclaje automático y que la gente vaya adoptando toda esta tecnología.

http://www.maquinac.com/2017/08/sebastian-martin-una-pala-la-bien-hecha-la-hacen/


!Últimas noticias!

  • ...

    Ver más
  • Omar Martin aporta productos para trabajos pesados en la Patagonia

    Omar Martin lleva su tecnología al extremo sur de...

    Ver más
  • ...

    Ver más
  • Omar Martin mejora la logística de insumos

    Puede trabajar a una altura de 5,50 metros. Tiene ...

    Ver más
  • ...

    Ver más